Maipu



Galeria de fotos

Gramíneas ornamentales

Ing. Agr. María de Luján Puglia

Gramíneas

Estas plantas, incorporadas no hace muchas décadas al uso ornamental, son utilizadas por prestigiosos paisajistas a nivel nacional e internacional en todas las escalas del diseño y en jardines de diversos estilos. Las gramíneas transmiten el espíritu libre de la naturaleza junto a valores estéticos inusuales como movimiento, sonido, transparencia, capacidad de captar la luz e importantes cambios estacionales.

Cortaderia selloana (Cortaderas) Cantero de gramíneas

Los denominados genéricamente pastos, pertenecen a la familia botánica de las Gramíneas, una de las de mayor dispersión en el mundo, con setecientos géneros y cerca de diez mil especies. Valiosos representantes de esta familia han acompañado al hombre desde los comienzos de la agricultura: los cereales como trigo, arroz y maíz; plantas forrajeras como festucas, poas y eragrostis; cultivos industriales como la cebada cervecera y la caña de azúcar; y especies utilizadas en la industria de la construcción y la cestería como los bambúes, la caña colihue y la paja mansa son gramíneas de gran importancia económica.

Entre las especies pertenecientes a la familia de las Gramíneas, las especies ornamentales son en general perennes; de ciclo de crecimiento otoño-invernal o primavero-estival. Durante el período de crecimiento desarrollan hojas lineares formando matas que varían, según la especie, en tamaño y forma. Existe una gran diversidad de alturas, formas de mata, colores de follaje, texturas, y hábitos de crecimiento. Las inflorescencias de las Gramíneas, en forma de espigas, racimos o panojas, son de gran valor decorativo y añaden atractivo a los espectaculares cambios estacionales propios de estas especies.

Inflorescencias de las gramíneas Grandes masas de gramíneas Follaje bronce de Panicum vergatum

Las Gramíneas Ornamentales plantadas en masas o grandes grupos evocan la vegetación de las praderas, aportando frescura y naturalidad al jardín. Se mecen con la brisa y captan la luz solar en un efecto de transparencia muy especial, características estas que unidas al sonido de sus hojas en contacto con el agua o el viento, las distinguen entre las plantas utilizadas en el diseño de jardines.

Los colores de las hojas varían desde diferentes tonalidades de verdes, hasta amarillos, bronces, rojizos y variegados en verde, con blanco o amarillo, en bandas transversales o longitudinales. Con el cambio de las estaciones, las especies de crecimiento primavera- estival, sorprenden con sus maravillosos colores otoñales: suaves rosados, amarillos, ocres, marrones, bronces y dorados; manteniendo sus matas e inflorescencias erguidas en la estación invernal. Cargadas de escarcha, nieve o rocío, aportan un efecto único en contraste con las especies siempre-verdes, en una época del año generalmente poco atractiva para el jardín.

Gramíneas con bulbosas Festuca glauca (gramínea cubresuelo)