Maipu



Galeria de fotos

Tipos de clima y sus efectos en el jardín

Por Susana Meriño

Zona templada (provincia de Buenos Aires) Clima árido frío Selva: Clima Subtropical

El clima es el resultado de la combinación de una serie de factores durante un período de tiempo. Estos factores: temperatura, humedad, precipitaciones y vientos, varían según la ubicación geográfica (latitud) es decir, la distancia o proximidad de los polos y el ecuador, altura (altitud), cercanía al mar y disposición del relieve.

En nuestro país, la extensión latitudinal, la disposición del relieve y la influencia de los vientos, determina los tipos de climas y sus variedades.

Teniendo en cuenta la temperatura, se diferencian 3 zonas climáticas:

  • cálida o subtropical (en el Norte): con temperaturas medias superiores a los 20º C.
  • templada (centro del país): con temperaturas medias entre 12º C y 20º C.
  • fría (sur) con temperaturas media entre 4º C y 12º C.

Si se tiene en cuenta las precipitaciones, también se diferencian distintas zonas:

  • zonas áridas: con precipitaciones entre 0 y 400 mm al año.
  • zonas semiáridas: con precipitaciones entre 400 y 800 mm. por año.
  • zonas húmedas: con precipitaciones con 800 mm o más.

Mapa climático de Argentina

Como se observa en este mapa, la mayor parte de nuestro territorio está constituido por zonas áridas, desde el clima árido de alta montaña (Puna y Los Andes desde Catamarca a Mendoza), pasando por árido de sierras, templado semiárido hasta el árido frío (Patagonia extra-andina-paralelo 40º a 42º). Es decir esta zona árida abarca una franja que atraviesa en forma diagonal al país desde el Noroeste al Sur, caracterizándose por gran amplitud térmica (diferencia entre temperaturas máximas y mínimas) y déficit de humedad, es decir, pocas lluvias y vientos.

En cambio las Provincias de Misiones y Corrientes, la zona Norte de Entre Ríos y la sección oriental de la región chaqueña, posee un clima cálido, denominado subtropical sin estación seca, con temperaturas elevadas y precipitaciones abundantes todo el año. Estas condiciones se repiten en el clima subtropical con estación seca que incluye parte de Salta, Oeste de Formosa y del Chaco, parte de la Provincia de Tucumán, Santiago del Estero y Noroeste de Santa Fe, con la diferencia que tienen un período seco hasta la mitad del año.

Y el clima templado abarca la zona de la provincia de Buenos Aires, parte de Entre Ríos y Sur de Santa Fe, la franja oriental de Córdoba y una parte al Noreste de la Provincia de La Pampa, predominando veranos calurosos e inviernos frescos, con precipitaciones suficientes y vientos predominantes del Este y del Noreste.

Vegetación de clima seco Vegetación de la estepa patagónica Jardín de clima frío y húmedo

Para el jardinero, el conocimiento del tipo de clima y sus factores ambientales, del lugar donde se encuentra “su jardín”, es de suma importancia, porque de ello depende la elección y mantenimiento de las especies a utilizar en el mismo. Asimismo, a la hora de seleccionar y elegir las plantas, debe tener en cuenta las características climáticas a las que estará expuesto el jardín y no solo efectuar la elección por los gustos y preferencias personales, porque ahí es cuando aparecen las decepciones, además de realizar un trabajo inútil.

Así todo, los jardineros desafían a las condiciones climáticas de un jardín, logrando que determinadas especies se adapten a un lugar de la que no es originariamente propicia, es decir, se puede variar en cierta forma las condiciones del clima, adecuando nuestro jardín a las características requeridas por las plantas que debemos cuidar. De ese modo, aprovechar las posibilidades que ofrecen los cercos o muros divisorios de una parcela, la plantación de frondosos árboles, las condiciones orográficas del terreno, entre otros, podrá disminuir los vientos, conseguir un lugar de sombra, evitar heladas, calor o sequía. Es lo que se denomina “crear un microclima”.

La barrera de álamos protege del viento Santa Rita protegida de las heladas Variedad de arbustos con impatiens entre paredes (microclima)

Los efectos adversos que el clima puede producir en nuestras plantas son variados: temperaturas elevadas; frío y heladas; viento, tanto el frío y fuerte como el seco o salino; humedad o exceso de lluvias. Todos estos factores, afectan o pueden afectar a aquellas plantas que no están adaptadas a esas condiciones “severas”; sin embargo, otras pueden soportar situaciones límites, como calor extremo, muy resistentes al frío o plantas que viven bien en lugares permanentemente inundados.

Un jardín bien planificado, plantado con especies que se adapten al clima de la zona donde se encuentre, será más fácil de cuidar y será determinante para su desarrollo, además tendrá un aspecto más sano que otro, donde plantas inapropiadas sufren y padecen los factores climáticos del lugar.

Nevada en zona fría y húmeda Exceso de lluvias Heladas