Maipu



Galeria de fotos

Jardines Secos

Granza de colores, piedras ornamentales y lajas para caminos.

Imprescindibles en los jardines secos

 

 Los jardines secos de bajo  mantenimiento se han impuesto. La conciencia creciente sobre la necesidad de un uso eficiente del agua, la falta de tiempo y los altos costos de mantenimiento llevan a que, tanto en los jardines privados y como en los espacios públicos, se busque dar respuestas a estas demandas.

Las superficies cubiertas por materiales ornamentales, como granza, rocas o piedras decorativas son excepcionales para construir jardines secos. Estos se aplican con facilidad sobre la tierra, dando como resultado composiciones simples y armoniosas.

Otra alternativa posible, cuando se trata de disminuir las áreas de césped o integrar espacios por medio de senderos, son las superficies pavimentadas con materiales como lajas, pórfidos o adoquines.

Estos materiales demuestran ser apropiados tanto en pequeños jardines como en parques públicos ya que, además de evitar el derroche de agua, disminuyen el mantenimiento del jardín, porque no requieren de cortes ni fertilizantes.

     

Las posibilidades decorativas que brindan las piedras son muy variadas debido a que pueden adaptarse a los estilos oriental, moderno o minimalista. Permiten reducir el tamaño de la superficie de césped, o eliminarlo por completo, realizar espacios que integren rocallas, canteros ornamentales o cubrir zonas secas que se encuentren bajo árboles, entre todas las que nos permita la creatividad.

Algunos aspectos a tener en cuenta al momento de planificar un jardín seco son:

  • Evitar los suelos desnudos. La granza, en sus diversos colores, protege al suelo de la deshidratación y junto a las rocas promueven bellas combinaciones en cuanto a matices y texturas.

  • Utilizar, dentro de lo posible, plantas que estén adaptadas a las condiciones del lugar.

  • Si no puede resistirse a especies de mayor demanda hídrica, agrúpelas en canteros que tengan asegurado el riego necesario.